En el 2010 llegamos a barrios de invasión donde habitan niños, niñas y adolescentes en condiciones de pobreza absoluta, y nos mostraron una realidad cruel, en donde los robos, la delincuencia, los abusos sexuales, maltratos, abandono, uso de drogas están totalmente normalizados. 

Por tal razon, nuestra mision se convirtió en transformar la vision y realidad de los niños, niñas y adolescentes más vulnerables, promoviendo el respeto y la dignidad humana, llevandolos a espacios de paz, libres de la crueldad que viven a diario. Esto nos llevó a abrir las puertas de nuestra sede física en el 2015, Casa Barco. Con el proposito de que los niños, niñas y adolescentes puedan alcanzar sus metas y sueños, por medio de de las oportunidades que ellos mismos van descubriendo, a traves de la orientacion psicologica, social, y la formacion artistica como metodo sanador y canalizador.

Asi mismo,comprendimos que para convertirlos en agentes de cambio, los padres jugaban un rol importante, convirtiendose ellos en parte de nuestra mision para lograr un cambio real, disminuir la pobreza, el desempleo y la falta de oportunidades.

Nuestro objetivo es mejorar la calidad y condiciones de vida de estos niños, niñas y adolescentes y su núcleo familiar para construir un futuro digno para ellos y las generaciones venideras.