Cuando Maria Laura Quintero fundadora de Escuela de Artes Casa Barco comenzó con el proyecto se encontró con una realidad impactante. Una población infantil olvidada por la sociedad, víctima de abusos sexuales, abandono, expuestos a ser utilizados por los delincuentes, al uso de armas y a la explotacion de trabajo infantil. 

Un trabajo que lleva realizando desde el 2010 y que se materializo en una sede fisica en el 2015, CASA BARCO, donde se han atendido a mas de 500 niños. Contando con pocos recursos y ayuda del sector público y privado, ha logrado junto a su equipo de trabajo atacar esta necesidad de la población más vulnerable, niños y jóvenes entre los 7 y 18 años de edad. 

Este logro se ha dado porque su familia ha puesto al servicio la casa donde son formados en teatro, danza, música y artes plásticas, niños y jóvenes de estrato 0 y 1, cubriendo su horario extracurricular, para que en el horario de ocio no esten expuestos a los peligros de la calle. 

La educación es uno de los motores principales para un cambio social. Por eso no solo en artes se forman a los niños , sino tambien en valores. Guiados y acompanados por un grupo de profesionales, maestros y a través del apoyo del area de psicologia de La Universidad del Area Andina.

Con el fin de brindarles mas herramientas y oportunidades de trabajo para erradicar la pobreza y el desempleo a los padres y madres. En el 2021 recibimos la Casa de Emprendimiento Naranja gracias a la gestión de la Secretaría de Desarrollo Municipal, La Oficia de Gestión Social Municipal y el SENA. En donde más de 40 madres han sido graduadas en diferentes talleres de confección.

De la mano, logramos una importante alianza con la Fundación pintuco, para la capacitación de los padres en pintura de Brocha Gorda. 

FOTOS ANTES (en los barrios)

FOTOS ACTUALIDAD (Casa Barco)

FOTOS CASA NARANJA (confeccion)